Pasar al contenido principal

Privado: El Comportamiento del Niño en el Consultorio de Odontopediatría

  • Denisse Aguilar

Conversamos con la Maestra Denisse Aguilar, especialista en Odontopediatría acerca del Comportamiento del Niño en el Consultorio de Odontopediatría.

“Muchas veces nos preguntamos por qué un niño tiene cierto comportamiento en el consultorio, y es importante saber que la conducta que adopta en esta situación tiene mucho que ver con cómo se ha llevado la gestación”, comentó la Odontopediatra Dennise Aguilar. Agregando además que es muy fácil colocarle a un niño la etiqueta de “difícil de tratar”o de condiciones conductuales no aceptables sin entender que hay un trasfondo más amplio. Este es un enfoque integral que no solo ve la parte fisiológica sino que abarca además la neurofisiología del comportamiento.

Dentro de sus años de experiencia como especialista la maestra Denisse Aguilar ha tenido que tratar con diversos casos, destacando uno principalmente: “Un día recibo a una niña con mucho miedo y ansiedad. Nosotros teníamos en el consultorio un muñeco de un perrito. Resultaba que durante la gestación la mamá había tenido un episodio malo con un perro, transmitiendo este miedo a la niña. Conversando un poco con la mamá ella nos comentó que ese episodio la había marcado bastante, pero no pensó que esto lo iba a transmitir a su hija. Lo que hicimos fue retirar el peluche y tratar de no hablarle de los perritos por más buenas mascotas que sean. Definitivamente, sí hay un antes y un después cuando se trata de hablar de comportamientos. Un antes en la gestación y un después cuando nace. Y tener en cuenta esto es súper provechoso para saber manejar situaciones dentro de la consulta”, contó Denisse Aguilar.

Otro tema destacado en la entrevista que viene trabajando hace algún tiempo es sobre el estudio de las células quimeras, que demuestran científicamente el apego que el niño siente a su madre y viceversa. Las células quimeras son aquellas que se desprenden al momento del nacimiento del feto y se impregnan en la madre. Estas, no solo se quedan en el útero sino que se dispersan por todo el cuerpo, y le proporcionan su capacidad de madre. Es el momento fisiológico en que la mujer se da cuenta de que es madre. “Este detalle sentimental que se dice acerca de que una madre mataría por sus hijos se refiere a este momento fisiológico científicamente comprobado, una demostración más acerca de la influencia que tiene tanto la madre sobre el hijo en la gestación, como el hijo en la madre”, finalizó Denisse Aguilar.